Tag Archives: salmonido

El baile nupcial del hucho

En la Gaceta de Salamanca, Javier de Cabo colabora de forma habitual y en esta ocasión hizo un artículo sobre la reproducción del Hucho, una especie de salmónido alóctono introducido en España hace ya décadas. El proceso de reproducción de este pez codiciado por muchos pescadores es un sistema que está bien conocer.Las fotografía son de Barroso

En abril dependiendo de variables como la temperatura, presión atmosférica, fases lunares, etc. llega el día en que, por fin, los salmones están a punto para la reproducción asistida.

Aurelio es el encargado del centro ictiogenico, experto conocedor de este gran salmónido que se cría con la finalidad de abastecer el coto salmonero de Villagonzalo II, sus dos hijos y Leo trabajan duramente con él para sacar adelante, de forma totalmente artesanal, la puesta y fecundación de los huevos  de estos grandes ejemplares de salmón del Danubio hucho-hucho. La jornada comienza por la mañana temprano separando los reproductores, se le reduce el espacio del estanque mediante una red plomada.

Para poder manejar a estos especímenes es necesario sedarlos ya que por su peso y tamaño sería  imposible de otra manera.

Uno a uno se van sacando con una gran sacadera y se van pasando a una gran bañera alargada y estrecha para poder manipularlos y seleccionar a los reproductores por tamaño, sexo, edad, y otras características que solamente los  expertos conocedores de estos majestuosos peces dominan gracias a la experiencia acumulada a lo largo de los años y las enseñanzas de Aurelio,  toda una vida dedicada tanto  a las truchas como a los salmones. Desde la bañera alargada, los salmones se van pasando de uno en uno a una bañera individual que  contiene un anestésico donde sedarlos. Una vez sedado se extraen de la bañera y se procede mediante un masaje a la extracción de las huevas  y el esperma recogiéndolo en  barreños que posteriormente serán llevados a oscuras a una nave  donde, después de una serie de procesos de lavado reposo y vigilancia diaria nacerán los esguines (alevines) con los que después de un proceso de cría poder abastecer el coto de Villagonzalo II.

El  rey del Tormes

Nacimiento y vida de un pez introducido en las aguas del Tormes, cuya pesca es codiciada por aficionados  de  todo el mundo.

El salmón del Danubio (Hucho-Hucho) especie introducida en el Tormes nace en su gran mayoría en el centro Icteogenico de Galisancho sin cuyo funcionamiento no existirían.  Los últimos años, se vienen sacando de media unos 70 mil huevos que eclosionan alrededor de los 25 ó 30 días dando 40 mil esguines (alevines), saliendo adelante unos 30 mil. En su primer año alcanzan los 30 a 40 cm necesitando mínimo  cuatro años para coger la medida legal de pesca  70 cm. La alimentación es a base de piensos y truchas arco iris vivas.

El tiempo de estancia en el centro depende básicamente de la producción si hay muchos se reduce el espacio  siendo necesario la suelta, algunas veces  con medidas  pequeñas  20 o 30 cm. dejando siempre un número superior a los permiso anuales de pesca para soltarlos con la medida legal.

Las sueltas se realizan siempre en el Coto de Villagonzalo II aunque existen salmones en todos los tramos del Tormes, incluidos los cotos de trucha común, Galisancho, Tormes, Escenario de Pesca y Chorrón, con el consiguiente peligro que esto puede suponer ya que este gran pez se alimenta básicamente de otros peces.

Actualmente el centro podría abastecer a otro acotado si se rebajase la medida legal de captura, el problema viene dado por el espacio y el tiempo para coger esa medida legal de 70 cm.  El Centro es pequeño estando compartido con la cría de trucha autóctona del Tormes.

LOS DETALLES

-> El periodo de pesca para el hucho va desde el primer domingo de mayo  hasta el 31 de agosto, ambos inclusive. Pudiendo llevarse a casa un ejemplar por  pescador y día, con una talla mínima de  70 cm.

-> Al Centro Icteogenico se llega por la C-510 hasta Alba de Tormes desde donde sale la carretera a Galisancho. Distancia aproximada, 35 Km.

-> Las repoblaciones de los salmones del Danubio (Hucho) se llevan a cabo regularmente haciéndolo con salmones de tallas diferentes por lo que el coto mantienen una población elevada de salmones.

¿Cómo, cuándo y por qué disminuyen las poblaciones de salmónidos? Nuevos retos para la gestión piscícola

La pregunta del millón, la que todos nos hacemos y sobre la que todos especulamos. Se trata de un tema de importancia tan capital, que considero importante hacerme eco de este evento que no pertenece a la editorial pero que subyace en el espíritu de la línea de publicaciones. Desde A Mosca os animamos a que asistamos y recibamos información real, científica, y alejarnos de todos esos supuestos que se discuten y que nunca sabemos cuál es la verdad que se vive en nuestros ríos.

Cualquiera que, por curiosidad, haya observado poblaciones animales a lo largo del tiempo y muy especialmente, pescadores y cazadores, se han dado cuenta de que la  abundancia de sus especies favoritas varían a lo largo de los años, a veces, de una forma sorprendente. Por ejemplo, hay años en los que abundan las truchas o las perdices o los corzos mientras que, en otros años, sus abundancias parecen haber decaído de tal manera que, de repente y sin ninguna razón obvia, da la sensación de que se están extinguiendo.

Esta observación es ampliable no solo a las poblaciones que de una u otra manera están explotadas, por caza, pesca o de otra manera, sino a las propias poblaciones naturales no-sujetas a ningún tipo de explotación. Por ello, no solo cabe preguntarse ¿cómo, cuándo y por qué fluctúan las poblaciones? sino ¿qué mecanismos tienen las poblaciones sujetas a mortalidades no-naturales (en muchos casos severas), para mantenerse en el tiempo?

Claramente, responder a estas preguntas no solo tiene una importancia científica fundamental sino que además, es difícil (si no imposible) plantear “gestiones científicas” de poblaciones explotadas si no podemos responder, de forma inequívoca, a estas cuestiones.

Durante décadas, dos teorías han intentado explicar los procesos que subyacen a estas variaciones. La primera teoría se basa en la existencia de mecanismos de retro-alimentación que dependen estrictamente de la operación de la denso-dependencia. Esta “teoría de la regulación de las poblaciones” implica que las poblaciones animales se mantienen en estados de equilibrio y fluctúan sobre una media con varianza limitada y tienen mecanismos de resiliencia que operan ante cualquier factor de perturbación. Por el contrario, la segunda teoría parte de que las poblaciones no mantienen ningún tipo de equilibrio sino que varían dependiendo de las condiciones ambientales; no tienen por lo tanto ningún mecanismo de resiliencia y como consecuencia, sus niveles de variación son mayores cuanto mayor es la escala temporal (lo que en ecología se llama “paseos temporales al azar).

Durante más de dos décadas Javier Lobón Cerviá ha monitorizado dos poblaciones de truchas (Salmo trutta) en el norte de España y en Dinamarca con el fin de determinar los niveles de variación de estas poblaciones y de poder elucidar los mecanismos que subyacen.

D. Javier Lobón Cerviá, investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales, presentará para todo aquel que desee asistir los resultados más sorprendentes y explicará los mecanismos que tienen estas poblaciones para mantenerse en el tiempo, en condiciones naturales y sometidas a gestión piscícola.

El próximo día 9 de abril viernes a las 18:00 horas

Facultad de Ciencias Biológiacas de la Universidad Complutense de Madrid