Tag Archives: presentación

Lanzar Spey, para espacios apurados

Manuel Iglesias publicó EL LANCE PRÁCTICO EN LA PESCA A MOSCA en la colección A Mosca en la sección libros técnicos, título que ya ha visto su 2ª edición. Ahora, en un vídeo-escuela, nos hace una aportación interesante para quellos que gustan de practicar el Spey o se ven en la ncesidad de un lance relativamente imposible en situaciones de espacio reducido a nuestras espaldas.

Se trata de un vídeo de casi 2 minutos que será muy aprovechable a los que quieren mejorar o aprender un lance imprescindible, al menos en ríos pequeños. ¡Aprovéchalo!

Pincha sobre la imágen y descubre la técnica spey

¿Quieres saber más de El Lance Práctico en la Pesca a Mosca? Visita AQUÍ su ficha técnica

Si deseas adquiir este libro en España, consíguelo en cualquiera de nuestras CDV

Si deseas adquirir este libro y estás en Argentina o Chile, pídelo en las CVD de América

Si deseas adquirir este libro en una tienda en internet, puedes hacerlo AQUÍ

El sentido del olfato en las truchas

Desde la aparición del libro LA PRESENTACIÓN EN LA PESCA A MOSCA la editorial ha insistido una y otra vez en que esta publicación, hoy por hoy, es la biblia de la pesca a mosca. Se trata de un amplio tratado de la pesca a mosca de la trucha escrito por Gary A. Borger donde no se queda meramente en técnicas, sino que profundiza en lo más importante: conocer la trucha, su forma de sentir y su manera de sobrevivir. Y es que el conocimiento previo de la trucha, nos hará ser mejores pescadores, porque podremos comprender su comportamiento y nosotros sabremos cómo atajar los problemas de manera más eficaz.

Las fosas nasales de los peces son unos tubos en forma de “U”, tapizados con los nervios olfativos.

El sentido del olfato en las truchas
Las fosas nasales de los peces se componen de dos tubos en forma de “U”, localizados en la parte superior del morro. Las sustancias químicas del agua que pasa a través de estos tubos (según se aprecia en la figura) son detectadas por el nervio olfativo, que es alrededor de cien veces más sensible que el de los humanos. Sensible hasta tal punto, que una vez creada la impronta del olor de las aguas donde nació, un salmón es capaz de migrar al mar, pasar varios años allí, y regresar al río de su nacimiento simplemente olfateando el camino de vuelta.
Peces como la trucha, el lucio, el bass, el macabí, el tarpón, etc., cazan guiados principalmente por la vista, porque sus presas suelen moverse demasiado rápido como para que el olfato les sea de mucha utilidad. De esta manera, para los pescadores a mosca y aquellos que emplean señuelos, el sentido del olfato de los peces no es significativo. Pero estos mismos peces pueden usar —y lo hacen— su sentido del olfato para localizar alimentos que están estacionarios o que se mueven muy lentamente. Así, el sentido del olfato puede ser muy importante para los pescadores a cebo. Cualquiera que haya pescado truchas con maíz, luciopercas con lombriz, o clavado enormes lucios con un trozo de pececillo y un flotador, es consciente de que los peces usan su sentido del olfato para encontrar comida.
Los peces también emiten olores de alarma que otros peces pueden detectar. En la pesca de especies que van en bálamos, como el bass, los participantes en las competiciones (en las que se practica el “captura y suelta”), mantienen los peces en un vivero hasta que llega el momento de abandonar esa área concreta. Devolver al agua inmediatamente un pez alarmado, alertaría a los demás del bando de que hay un peligro cerca.

Y las truchas cómo ven, ¿a color o en blanco y negro?

Un tema tremendamente controvertido. Y digo que controvertido porque la mayoría habla según su opinión. Y yo también la “tenía” y lo digo en pasado simple pero desde hace ya meses lo de la vista en los peces lo tengo resuelto. Gracias a Gary Borger y a su estudio publicado en LA PRESENTACIÓN EN LA PESCA A MOSCA

En el libro LA PRESENTACIÓN EN LA PESCA A MOSCA de Gary Borger dedica un capítulo muy interesante a este aspecto; también se refiere en otro capítulo a cómo oyen las truchas, desde luego tan interesante como el de la vista y,  si me lo permites, todavía más valioso si cabe para los pescadores que aquello de cómo ven, pues ejerce una mayor importancia lo que SÍ nos oyen que lo que ven o no.

En este capítulo Gary explica que la trucha es más bien miope, o dicho de otra forma, que ve muy bien hasta 20-25 cm  de ella misma, y tirando a raro o mal, a partir de esta distancia. De manera que debajo del agua ven perfectamente cuando ninfean, pero no van a cazar ninfas pequeñas, sino que esperan que aprezcan en su cono de visión,y que para más señas tienen 2 conos de visión por tener los ojos dispuestos a cada lado de la cabeza, mientras que nosotros los tenemos ambos de frente y somos capaces de tener un enorme cono de visión que nos aporta muchas ventajas, como andar y comer de frente con toda seguridad. Esto explica el por qué las truchas comen de lado, dando un tirón para volver a su lugar de origen.

Otro aspecto muy interesante es la morfología del ojo. Me explico: ya sabéis que nuestros ojos son “abombados”, para entendernos, mientras que las de las truchas casi tienen los ojos planos, con lo que provoca una sola visión de calidad en todo su contorno, sin deformaciones espaciales. Esto es lo que hace que la trucha vea con esa  nitidez que nostros no. Es decir, son capaces de definir las formas de manera muy especial dentro del agua o justo en la película de la superficie, mientras que fuera de ella es borroso y sin definición, pero sí es capaz de detectar el movimiento. Sin emabrgo nosotros tenemos una enorme ventaja: el reojo; somos capaces de ver en nustro en torno  sin variar la dirección de la cabeza o la mirada.

Por esta razón la trucha desconfía de todo movimiento expontáneo, interno o externo, que sin tener definido, siempre se protejerá de lo desconocido. Esto puede hacernos pensar que precisamente esa asustadiza forma de reaccionar se da más en tramos sin muerte que en otros ríos de pesca tradicional o de muy baja presión pesquera, pues las truchas no ven bien fuera del agua, pero sí reconocen aspectos que pueden ser peligrosos para ella, y no digamos nada si yaha sido  “enganchada” alguna vez.

Además respecto al debate de si ven en color o blanco y negro, Gary A. Borger determina que sí, que las truchas ven en color, pero no con tanta precisión  como nosotros. Es decir, ellas pueden definir con claridad hasta unos cuantos miles de colores (tonos de colores para entendernos) y nosotros nos manejamos con millones de tonos o colores.

De esta manera, como indican muchos montadores de moscas, la trucha funciona por el orden de forma, tamaño y color. Aunque el tamaño ya es en sí parte de la forma, es bueno también determinarlo.

Ahora yo sí aporto otra opinión (lo de antes eran conocimientos): creo que las truchas no son capces de leer los números de Guterman…  Y creo que los colores aproximados y desvaídos que proporcionan en general los dubing son más atractivos, o egañan mejor a las truchas.

Si quieres conocer el índice de este magnífico libro puedes hacerlo AQUÍ

A Mosca y Argentina: tanto monta, monta tanto…

Desde este mes de noviembre, los libros de la colección A Mosca podrán ser adquiridos directamente en Argentina y a Chile por demanda directa, de la mano de Canal Buenos Aires, distribuidor oficial de la editorial Sekotia en este país.

Después de un trabajo de exploración en Argentina, la distribuidora Canal Buenos Aires comenzará a distribuir en varios puntos de venta y por demanda directa a quienes lo soliciten. A continuación damos los puntos de venta y su ubicación. esperamos que en Argentina puedan disfrutar de nuestros títulos como lo están haciendo en España desde hace ya años. Bienvenidos a todos a la colección A Mosca.

DISTRIBUIDOR PARA ARGENTINA
CANAL BUENOS AIRES
Riobamba 921 PB “C” | Tlf. – Fax: 00 54 11 5218 0210 | Buenos Aires | ARGENTINA
Atención a librerías: comercial@canalbuenosaires.com
Atención a librerías y clientes particulares: libreria@canalbuenosaires.com

PUNTOS OFICIALES DE VENTA

Buscamos nuesvos sitios en Argentina y Chile. Si conoce algún punto de venta (librería o tienda de pesca) que pudiera estar interesadopara convertirse en espacio oficial de A Mosca, por favor póngase en contacto con Canal Buenos Aires

Librerías:

PATALIBRO AV. SAN MARTIN 884 SAN MARTIN DE LOS ANDES 02972-421-532
EDICIONES MORON BELGRANO 220 TRELEW (CBT) 02965-421258
KYBALION DORREGO 443 EL BOLSON 02944-455623
Librerías Yenny Ruta provincial 7 Rotonda 5 de octubre – Local 1128 TRELEW 02965-443421

Gary A. Borger en vídeo, en libro… ¡Gary siempre!

Es Gary A. Borger, con una lección práctica de pesca. El vídeo está subtitulado y segur que ayudará a más de uno a comprender lo que nos cuenta.

El libro de La Presentación en la Pesca a Mosca cuenta parte de lo que en este vídeo podemos ver. En cualquier caso es un adelanto de lo que podemos aprender leyendo los estudios y observaciones que nos aporta como biólogo y pescador experimentado. El texto, que estuvo introducido por Aitor Coterón, y se ha evidenciado el buen trabajo final pues sin duda el libro se ha convertido en la referencia de los mosqueros que empiezan o para los que ya llevan tiempo pescando y descubre con él, que pueden seguir aprendiendo 😉

¿Lanzas o tiras la línea al aire?

Magnífico muestra de lanzado nos llega por You Tube que no quisiera dejar de mostrar a todos los seguidores de este Blog de A Mosca

Pero todo tiene arreglo, porque no hace falta irse tan lejos para aprender lanzar. LANCE PRÁCTICO EN LA PESCA A MOSCA es el libro más vendido de la colección A Mosca, escrito por Manuel Iglesias, instructor de la EFFA (European Fly Fishing Association).

Es un libro completo que cuenta paso a paso todo lo que se muestra en este vídeo y además el libro lleva consigo un vídeo demostrativo de Manuel Iglesias con todos los movimientos necesarios para realizar estos maravillosos lances.

¿Quieres aprender y saber más de pesca?

No podemos negarnos a las lecciones de los clásicos para conocer técnicas de pesca que han servido a tantos para llegar hasta hoy. Técnicas, estrategias, señuelos, y amar la pesca sea como sea, ocurra lo que ocurra… Te recomiendo que veas este simpático video del que te sonreirás, porque te verás reflejado en él como pescador y como persona…

Pero si quieres completar tu formación actual y sacar partido a tu tiempo, también te recomiendo La presentación en la pesca Mosca, de Gary. A. Borger

Entre los aficionados en la pesca a mosca, gusta más la seca, pero…

Un estudio reciente ha demostrado que los aficionados a la pesca a mosca se decantan más por la mosca seca que por otras técnicas (ninfa, ahogada y estrímer) pero la mayoría reconoce que la ninfa es más eficaz.

Ilustración de Jason Borger, perteneciente a Presentación en la Pesca a Mosca

Prácticamente todos los pescadores a mosca comenzaron su andadura en la mosca seca, en muchas ocasiones encandilados por ver a otro (generalmente desconocido) manejar con gracia y soltura la cola de rata, pues su belleza y arte provocan sentimientos de envidiable admiración.

Pero las circunstancias han cambiado. Nuestros ríos ya no son lo que eran. Ya no tienen la riqueza piscatoria ni la calidad de sus aguas las protegen. Y por otro lado la hibridación de especies hace que las truchas “funcionen” de otra forma y a causa de las aguas maleadas ya no hay tantas eclosiones y comen más en los fondos. Entonces no queda más remedio que buscarlas allí abajo, entre las rocas y bajo las algas.

Las truchas comen el 85% por debajo de la superficie. Y pescar a ninfa se ha convertido en una técnica deseada y ambicionada por muchos “sequeros” que desean más frutos en sus jornadas. Esto ha provocado una fisura (de opiniones, no de enemistad) entre mosqueros. Fisura antigua pues cuando se introdujeron las técnicas de ninfa, los pescadores más ortodoxos consideraron estas formas de pescar como artimañas tramposas y poco deportivas. Guste o no guste (se sepa o no se sepa pescar a ninfa) las técnicas de ninfa crecen como la espuma entre los aficionados.

Lo cierto es que pescar a ninfa es más técnico que pescar a seca. Lo digo en sentido general, pues ya sabemos que pescar bien como sea, siempre es difícil y nunca se termina de aprender. La pesca bajo el agua obliga a conocer muchas cosas que no se ven, como qué hace y cómo son las corrientes subacuáticas; a qué profundidad hemos de pescar; qué micro fauna se mueve en ese momento entre la piedras y la vegetación; ¿está o no dragando la ninfa?… Y así un sin fin de preguntas que te bombardean en la soledad del río, frente a tu caja de artificiales y la infinitud del río que te envuelve.

Con la mosca seca las cosas son diferentes: vemos cómo baja la mosca, si draga o no, el recorrido exacto que hace y cuando es tomada. No pretendo simplificar una técnica bellísima como es la mosca seca, pero lo que es del Cesar, dádselo al César.

¿Pero por qué tenemos que plantearnos la discusión entre una cosa y la otra? ¿Entre blanco o negro? ¿Entre seca o ninfa, cuando lo que tenemos que ser pescadores lo más completos posibles para que nuestra jornada de pesca sea completa y adaptable a las circunstancias? Eso defiendo yo, complementariedad, versatilidad, eficacia en la pesca.