Tag Archives: Pluma de gallo de Léon

“El Pardón de Meana”, historia de un publicación.

El Pardón de Meana y la Pluma de Gallo de León, una publicación que llega en un momento donde las técnicas de montaje exploran nuevos caminos y que pretende recuperar un terreno perdido a causa de los nuevos materiales que surgen con ansias de copar mercado y crear historia.

¡Las vueltas que da la vida! Hace algo mas de un año, mi buen amigo Luis Meana trajo hasta mí el texto que hoy ve la luz con las ganas de que publicáramos este título en la colección de A Mosca. Entonces había una serie de conversaciones muy avanzadas para publicarlo con una editorial inglesa, pendiente de algunos juicios provenientes de expertos americanos. Y como en muchas veces ocurre, un comentario desafortunado, queremos suponer que sin malicia, mandó al traste todo el proyecto y la ilusión de su autor. Uno de esos expertos dijo que ese libro no tenía sentido en el mundo anglosajón, pues tenían artificiales de factoría similar y que ellos ya tenían sus gallos para hacerlo. ¡Cómo siento que la ignorancia pueda a veces doblar el destino de muchas cosas buenas!

El proyecto que pretendimos entonces lanzarlo en España y Estados Unidos, publicando una edición bilingüe, se vio abandonado, porque a pesar de haber tratado de que la Junta de Castilla y León, a través de su Concejalía de Cultura hubiese subvencionado al menos una parte del proyecto, ya que sin duda se trataba de una embajada sin igual para dicha comunidad autónoma, no vio la luz por motivos económicos.

Pero los que somos padres de familia, sabemos qué es luchar por un hijo, y un libro -esto lo saben bien quien haya escrito alguno-, es lo más parecido a un hijo, lo que pasa que cuesta más de todo: intelecto, esfuerzo, tiempo, tesón, dinero,… ¡Pero todo merece la pena cuando de un hijo “único” se trata! Y Luis ha demostrado ser un padrazo. Después del varapalo recibido, se empeñó en hacer de su criatura una obra propia y exclusiva. Le dio forma e inyectó en el su ADN, porque si algo tiene este libro es la creación de una artificial con un patrón único que ha dado la vuelta al mundo, pasando por España…

Que levante el dedo el mosquero que no haya tenido entre sus manos un Pardón de Meana… Que levante la mano el mosquero que no haya intentado montar un Pardón de Meana… Que levante la mano el mosquero que no haya tenido un día inolvidable enfundado en sus vadeadores y sacando truchas en una corriente de marzo o abril. Y es que al final, de una forma u otra, todos somos de Luis Meana, porque también hemos gozado de su criatura. Y si algo envidio de los seres humanos que han podido hacerlo, es trascender en la vida propia y en la de los demás. Luis Meana, señores, lo ha hecho con todos nosotros.

El libro cuenta la historia que muchos desconocen y que a la hora de montar y pescar con una mosca, es necesario conocer el por qué  y cómo de su existencia, porque quien reconoce su espíritu, sabrá hacer mejor uso de él.  El libro comienza con un prólogo de León Links, que sin duda ha sido el gran propulsor y del libro. León es un afamado montador holandés que se enamoró de el Pardón de Meana y de los materiales con los que está montado: las plumas de gallo de león.

También se moja Luis en la introducción del libro y cuenta de forma amena la razón del libro y una breve historia de cómo se llegó hasta él. No desvelaré nada de lo que en él se cuenta, pero merece la pena leerlo, porque la historia de un creador -el que sea- es siempre interesante conocerla, porque las circunstancias de su vida y lo que motivaron a hacer lo que hizo, muestran un brillante ser humano que ahora llamamos emprendedores. Luis lo es, ¡y vaya si lo es!

Luego llegan una serie de nombres propios como Manuel Caneda, Javier Alegría, Luis Antúnez y Román García Alonso, que hablan de este patrón reconocible e imitable, que le hace exclusivo en las cajas de moscas de cualquier pescador.

La segunda parte dedica su espacio a una breve, pero suficiente, historia de la pesca a mosca, que no está demás, porque sirve de enlace para que se explique con claridad la tercera parte: La Pluma de Gallo de León que termina de dar nombre completo al título de la obra de Meana. Una parte imprescindible que a muchos nos servirá de escuela de montaje, pues muestra las diferentes plumas de gallo, sus cualidades y calidades y los colores posibles que se obtienen de él, que como todo montador sabe, son imprescindibles estas pistas para saber qué se hace sentados frente al torno nuestro de cada día.

La parte quinta: “Modelos y montajes paso a paso”, lo dejo para la parte II de este escrito, que sin duda será el grueso de este artículo especial que dedico a un libro sin igual, y que aviso a navegantes: sólo se han hecho 500 ejemplares en español y otros 500 en inglés. Ha fecha de hoy, se han vendido ya algo más de la mitad de español… ¡aquí, quién no corre vuela!

ADQUIRIR EL LIBRO