Category Archives: Libros de Narrativa de Pesca

El Díptero Hormigoso, de Guy Roques

Uno de los libros de pesca leída publicados en A Mosca es NUDOS de VIENTO, subtítulo genérico de Delirios de un Pescador a Mosca II. La originalidad del subtítulo no es otra que la consabida tragedia para un pescador cuando ante una jornada de seca el viento le hace las jugarretas consabidas y le confecciona sin haberlo pedido nudos tan incómodos como imposibles. Con esa misma idea, Guy Roques pretende trasladar al lector todos esos otros nudos de viento que un pescador sufre fuera de la acción de pesca, que sí, que tambien los hay. Son las consabidas contradicciones de la jornada que si bien salvamos con buen humor, no dejan de ser tragedias tan molestas como las que se producen en nuestros bajos de línea.

En esta ocasió traemos uno de los breves relatos de este libro: “El díptero hormigoso”, aparecido en la página 83 del citado libro. Disfrútalo, recomiéndalo, y vívelo si es que no has vivido ya alguna otra situación igual o parecida.

El Díptero Hormigoso

Estaba pescando con el amigo Felipe, un personaje poético que suele animar por el río Cares viviendo en total empatía con la Naturaleza, con las plantas y los animales. A veces llama a las cabras que andan libremente por las empinadas vertientes y ellas salen, esculturales, a contestarle desde los altos pedruscos.

Aquel día Felipe traía un látigo casero hecho de 2 tramos de bambú básico con sus nudos y deformaciones al estilo de las cañas de pescar que yo usaba de niño, cortadas en el carrizal del pueblo. Es cierto que la caña de Felipe tenía un empalme en el centro y una basta empuñadura donde se veía un carrete sencillo con una seda de plástico verdosa. Mientras observaba con que facilidad él lanzaba por el hermoso y verdinegro río, cómo colocaba su mosca quejándose tan solo del peso de aquel aparejo prehistórico, me acordé de algunos mosqueros que no saben entrar a pescar si no tienen el material sofisticado que la última moda consiguió venderles.

Ver a Felipe pescar así me llenó de alegría porque me convenció de que, a pesar de todos los ardides y añagazas de las economías masificadoras siempre quedarán individuos nobles e indomables para conservarle a nuestra especie sus señas de identidad. El conservacionismo también debe aplicarse a la humana condición máxime cuando se asoman amenazas de contaminación, la de los clonos entre otros ejemplos.

Mientras iba lanzando cerca de mí, con una discreción que no estorbaba para nada mi progresión por las bajas y cristalinas aguas, se detuvo un momento a preguntarme si, como de costumbre había puesto mi amiga la hormiga.

 –  ¿Cómo no la voy a poner si no hay eclosiones y en tal caso es el artificial que mejor funciona?

 Entonces Felipe me contestó, con toda naturalidad, totalmente inconsciente del invento verbal que me iba a conmover más que cualquier captura:

 – Yo también puse un díptero hormigoso

 Por su buen conocimiento de la entomología Felipe sabía que la hormiga es un himenóptero pero su artificial también valía para imitar cualquier díptero como la clásica mosca de cocina. Entonces para definirlo necesitaba una formulación especial que expresara la singularidad o novedad de su mosquito.

Díptiros hormigosos en el buche de un reo

Cuando tantos montadores importan de otros países, de otros idiomas, palabras hueras de su sentido inicial como el fa.moso Cul de Canard pronunciado de tal manera que en un primer tiempo nadie sabía lo que era, el sencillo Culo de Pato, o también el Ver de Vase que es el Gusano del Cieno, sobran los ejemplos, cuando cierta jerga impera en el microcosmo de la pesca a mosca, no es malo que los hombres simples o los poetas salgan de vez en cuando a los escenario y en dos palabras, sonriendo, nos enseñen que hay otra verdad más sencilla, que también los nombres se pueden inventar :

Un Díptero Hormigoso 

-¡Enhorabuena Felipe!

——————————————— oOo ———————————————

Si deseas adquirir este libro en ESPAÑA puedes hacerlo en una de nuestras CDV

Si deseas adquirir este libro en ARGENTINA puedes hacerlo en una de nuestras CDV

Si deseas adquirir este libro POR INTERNET puedes hacerlo en este enlace

La competición en España y en Francia (I)

Con esta entrada nos gustaría dar un poco de luz al mundo de la competición, ya que es el momento más adecuado para ello y los pescadores que dedican parte de su afición se encuentran en pleno apogeo. Lo haremos de la mano de Guy Roques y su libro Competiciones y Competidores. En esta primera entrada lo haremos con la comeptición en España; la segunda será sobre el sistema francés para que a todos los interesados en este tema nos sirva de comparativa. Si quieres saber más sobre este título puedes verlo AQUÍ.

Acceso a la alta competición en el sistema español

Al comparar las fases de la competición oficial en dos países que bien conozco, como son España y Francia, me he dado cuenta de que hablar de alta competición no equivalía a hablar de la misma cosa según el país considerado. Es decir que todo lo que se va a comentar o escribir sobre la competición puede pecar por falta de información. En España las etapas del acceso a la alta competición son:

1º Campeonato social (en el propio Club o Sociedad).
2º Campeonato provincial. (En la provincia de origen).
3º Campeonato autonómico. (En cada Autonomía o región: León, Asturias, Galicia etc…) En el transcurso de estas etapas se van eliminando competidores según unas normas fijadas por la Federación.
4º Campeonato de España: Participa un porcentaje de competidores calculado en función del número total de licencias federales en cada Autonomía. Los 5 primeros clasificados ascienden al grupo de Alta Competición cuyo número varía alrededor de 20 pescadores.
5º Selectivo para el Mundial: Los competidores de Alta Competición hacen un selectivo al final del que los 5 primeros y también el campeón de España constituyen el equipo nacional para el campeonato del Mundo. Los 5 últimos descienden.

Debilidad del sistema

Los primeros pasos (campeonatos sociales, provinciales y autonómicos) me parecen perfectamente aceptables, pero luego la organización del Campeonato de España, la constitución del Equipo Nacional, y la selección para el Campeonato del Mundo son muy aleatorios porque no se ejerce ningún control sobre la suerte o las injusticias que pueden llegar a apartar de los mundiales excelentes deportistas como lo explica objetivamente Rafael Domínguez en su libro “La Competición en la Pesca a Mosca”. En el capítulo siguiente diré por qué el sistema francés me parece más justo.

Nuevo boletín A Mosca de febrero 2012

Ya está disponble el nuevo boletín de A Mosca.

[Pincha en la imagen para ver el boletín]

En esta ocasión contamos con los siguientes contenidos: la novedad esperada de 2012: Barbos en la Pesca a Mosca, que ofrecemos la introducción escrita por el mismo autor Carlos González del Rey. En NArrativa de pesca, un capítulo completo de La danza de los salmones, de Mercedes Salisarchs. Josetxo Martínez nos habla de los bajos en la pesca a ninfa a media distancia; y Roberto Coll no cuenta algunos trucos para personalizar nuestras cañas; y Jordi Fontanals nos lleva de pesca al coto de Olina, “la Patagonia catalana”. Además, todas la CDV posibles a día de hoy en España y Argentina.

Envíasela a tus amigos y disfruta de este boletín como lo hemos hecho nosotros cuando lo realizábamos.

La colección de Narrativa de de Pesca, se posiciona en la lista de regalos de navidad

Cuando a este lado del mundo -hemisferio norte- la temporada de pesca queda condonada por respeto al ciclo natural de la reproducción de los salmónidos y otras especies, entonces las ansias se relajan y el espíritu se agranda y busca de beber en aguas más calmas, y la lectura se convierte en un remanso dulce que al pescador satisface, porque le hace soñar, y mejor, le prepara el intelecto para gozar más de su pasión.

 A Mosca en la colección de Narrativa, ofrece una serie de títulos que a muchos pescadores-lectores pueden convencer a la hora de surtirse de regalos, ya sea para sí mismo o para terceros. Un regalo sin duda que cubre sobradamente las espectativas prácticas y económicas. A continuación pasmos a hacer una relación fotográfica  cada uno de ellos, y para saber más pincha sobre su imagen y te llevará a la ficha técnica de cada título.

Nos permitimos recordar que en las CDV de España y Argentina podréis encontrar todos los títulos aquí mostrados. Y también si lo deseas por las tiendas virtuales que colaboran con la colección A Mosca. Y puedes pedir estos títulos en tu librería habitual, que te lo servirán gustosamente.

Resumen de participación de A Mosca en el IX Encuentro de Con Mosca 2011

El Encuentro este año se celebró en Jaca (Huesca, España) y reunió a cerca de 70 pescadores de todos los puntos de España. La impresión general es que la experiencia acumulada de años está convirtiendo este acto en un evento cada vez más importante, donde el nivel de asistentes se incrementa y los objetivos son cada día más intelectuales y menos comerciales.

Haré un resumen fotográfico con pies de fotos comentándolas, pues pensamos que es como mejor se explicará la Jornada vivida, que ya adelanto, fue inolvidable gracias a un gran ambiente de compañerismo, recuerdos, encuentros y reencuentros con pescadores de toda España que han quedado en el corazón de una gran amistad. Desde aquí quiero agradecer a los organizadores, encabezaos por Javier Moreno y Mikel, los convocadores de Con Mosca Ernesto Cardoso, Enrique Revuelta y Daniel Pérez Cecilia, fotógrafo oficial y organizador de asistentes (¡ya es un clásico!) los ponentes Jose Andrés Sánchez Fenero y  Fernando Abad Maza, Josetxo Martínez y Guy Roques

En la cena de bienvenida, que además de abrazos y saludos, bebimos un riquísimo vino traido desde y por los de Rioja.

Enrique Revuelta, coordinador de actos y el organizador Javier Moreno, uno de los anfitriones del Encuentro.

Antes de mojar las moscas en la jornada de pesca, en un río excesivamente bajo de agua, pues hacía ya cuatro meses que no llovía.

Antes de la jornada de pesca, el “tráfico” inevitable de moscas, con Jesús Azorero, Ernesto Cardoso & Cia.

La entrega de regalos PARA TODOS los asistententes estuvo llena de emociones y sorpresas: cañas, carretes, hilaturas para montar, libros, sacaderas, cheques regalo para compras,  cajas de anzuelos y moscas… Una gran baza que los patrociandores proporcionan en estos Encuentros.

Mesa redonda en la Sala de Actos del Hotel sobre la situación de la trucha en la Jacetania con los siguientes participantes:   Jose Andrés Sánchez Fenero, coordinador de medioambiente, y Fernando Abad Maza, ingeniero agrónomo. Si bien fue un poco extensa, hubo mucha asistencia, lo que muestra que el interés por los pescadores y la situación de los ríos y las truchas, sean de donde sean, es una preocupación real.

Josetxo Martínez impartió una breve conferencia sobre los puntos básicos para la pesca en lagos y pantanos. Fue una charla muy interesante que los asistentes agradecieron y que luego comentaron sobre la importancia de las explicaciones, aunque estas fuesen de iniciación.

En la presentación del libro EL PESO EN LA PESCA A MOSCA de Josetxo Martínez, estuvo acompañado de Guy Roques, traductor del prólogo del libro, escrito por Pascal Cognac. Después, Guy Roqués nos habló de su papel como escritor y centro el tema en su útimo libro COMPETICIONES Y COMPETIDORES del que es prologuista Josetxo Martínez. Por fin, tuvo la gracia de explicarnos el secreto de us famosas cajas “Río Deva”, ya que tienen el formato perfecto en el que caben sus libros publicados.

Como colofón de la jornada de ponencias, tuvimos la ocasión de contar con el editor de la colección A Mosca y tres de sus autores más reconcidos: (de derecha a izquierda): Luis Villas ARTIFICALES EN LA PESCA A MOSCA, Guy Roques DELIRIOS I, DELIRIOS II y COMPETICIONES Y COMPETIDORES, Josetxo Martínez EL PESO EN LA PESCA A MOSCA y por último, Humberto Pérez-Tomé,editor de la colección A Mosca, de la editorial Sekotia.

Si deseas ver todas las fotos del IX Encuentro de Con Mosca de los diferents fotógrafos que asistieron, puedes verlo en este enlace del blog de Alfredo Castro SOLO MOSCA

Nuevo boletín A MOSCA

Ahora toca el boletín A MOSCA que muestra las noticias y las novedades de la colección de pesca a mosca en español más importante del mercado. Disfrútalo porque lo hemos hecho para ti, mosquero.

Ya sabes que si te interesa seguir nuestras publicaciones, puedes suscribirte gratuitamente a los boletines A MOSCA y VIVE SEKOTIA de forma fácil en ESTE ENLACE.

Dos veranos

Guy Roques es un especialista en narrativa de pesca a mosca. Ha editado ya muchas letras dedicadas a este tema, librosy artículos, han dado la vuelta al mundo y es reconocido internacionalmente por este mérito. Un francés “españolizado” que en esta ocasión traemos a los lectores del Blog de A Mosca uno de sus mejores relatos correspondiente al su libro Delirios de un pescador (I) Diálogos con mi sombrero, quq ajuicio de esta redacción es uno de los mejores libros publicados por Guy por su originalidad y calidad lieteraria. ¡Que lo disfruten!

– Pero Guri ¿qué es eso? Te vas a Esquel y otra vez no me llevas contigo. ¿Qué es lo que pretendes, que me pudra aquí en ese rincón húmedo y frío de tu taller?
– Tranqui, tranqui, no te pongas tan nervioso, es únicamente por ahorrarte. Tú también vas para viejo y si te sigo sacando al sol austral te irás agujereando como un cedazo.
– Todavía puedo aguantar. Hasta ahora sólo cambié de color y según algunas entendidas me va muy bien ese aro rojizo que me salió el año pasado.
– ¿Y quién es la entendida ésa?
– La gorra de tu hijo.
– ¿Qué cojones me cuentas? ¿La enseñaste a hablar por fin?
– ¡Sííí! Y algunas cosas más que te vi hacer a ti en el coche, ¡ja!¡ja!¡ja! ¡Lo bien que matamos el aburrimiento!
– No se puede hacer nada delante de ti, te portas peor que un crío  ¡con los años que tienes!
– Sólo tengo 10 años.
– ¡Sí! Pero los sombreros sois como los gatos, hay que multiplicar por 7 para tener la edad real.
– Pues, pregúntale a la gorrita lo que opina del setentón… Bueno…  Y ¿cómo te fue allá el año pasado con mi cuñado, el verde arrogante ése que preferiste llevarte?
– Mal en un primer tiempo. Ondulaba las alas como una gaviota herida. Le tuve que llevar a una sombrerería para que me lo arreglasen. Le cosieron un borde duro y todo quedó bien.
– Así pudiste seguir charlando. No hay quien te pare cuando pescas.
– No lo creas. No sé lo que le pasa a tu verde cuñado pero habla una mezcla de franco argentino medio rara y encima tartamudea.
– ¡Qué gracioso! Cuéntame algo.
– ¡Qué va!
– ¡Coño! No me hagas esperar más.
– Mira un día que pesqué una linda marrón me dijo así: “Te te fe-felicito, de de vuelta, por la ca-ca…” No puedes imaginar lo que le costó terminar la frase: “te te fe-felicito, de vuel-ta, por la ca-captu-tu, la ca-cap-tura. Ca-ca, ca-capaz que que, que pe-pesa un ki-ki, un ki-kilito.”
– ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! ¡Qué hijo de puta!¿ Pescaste muchas truchas?
– Más o menos como siempre, la rutina.
– ¿Te das cuenta de lo que estás diciendo? Yo aquí pasando frío y humedad, ansiando la primavera y me hablas de rutina, el verano austral, las aguas limpias, las truchas activas y me hablas de rutina!!!
– Tienes razón Sombri. Nosotros los humanos nos acostumbramos al buen vivir, casi diría a la felicidad de la que sólo nos enteramos cuando nos pasa una desgracia.
– Veo que no te olvidaste de tus “filosoferías” en el otro hemisferio. ¿Fuiste a lo de Aladino a comer el corderito a la estaca?
– ¿Cómo no iba a ir? El cordero de Aladino es ya una institución.
– ¿Te comentó alguna novedad?
– Varias cosas y, como siempre, una salida de las suyas, de las que él solo es capaz. Fue a propósito de la sequía del verano 2003 en Francia.
– Supongo que le llegarían las tremendas noticias de los miles de muertos.
– ¡Por supuesto! Entre dos tragos de vino me dijo: “Mirá, Guri, eso no fue un accidente debido al clima, eso fue una matanza. 15.000 muertos no es un accidente. Algo pasó que no quieren decir los políticos…” ¡Bien puede ser Aladino, bien puede ser! Y añadió: “No te cuento cómo estaba preocupado por vos. ¡Che! Llamamos un par de veces por teléfono y nadie contestó lo que nos preocupó más. Yo le decía a mi  mujer, mira Elvia si yo fuese multimillonario armaría un helicóptero gigante para ir al Perito Moreno a sacar un enorme bloque de hielo y se lo mandaría a Guri, pobrecito, para que no pase tanto calor y no se me muera”.
– Y tú ¿Qué le contestaste?
– No me acuerdo. Celebramos la ocurrencia con risas y vino. Una vez más comprobé que los pobres tienen  su riqueza, Sombrero, y esta  riqueza de los pobres no tiene precio.

¿Se te han quedado cortas las navidades?

¿No te ha dado tiempo a ese regalo que querías hacer? ¿Has descubierto demasiado tarde ese libro que te ayudará a mejorar tus técnicas de pesca? ¿Sabes que te mereces un detalle y has visto ese libro único sobre pesca a mosca que te satisfacerá? No sé, cualquier razón, cualquier excusa, cualquier motivo… ¡Seguro que estás acertado!

Tiendas físicas de España

Tiendas físicas en Argentina

Tiendas virtuales

Estas navidades, estrenamos publicidad.

En una entrada de no hace mucho, animaba a los pescadores en general, y a los mosqueros en particular, a que debían de adquirir conocimientos, debeía en definitiva leer y documentarse más. Porque sin quere quitar la parte de razón a los que piensan eso de “a pescar se aprende pescando”, un libro sin duda alguna es la mejor forma de terminar triunfando en cualquier tarea que desempeñemos.

¡Ponte al día y no te vayas de “bolo” estas navidades…!

Si en algo te podemos ayudar, sin duda es en esto, aquí lo tienes:

Tiendas físicas de España

Tiendas físicas en Argentina

Tiendas virtuales

Y cómo no: ¡¡¡¡¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD y gran temporada 2011!!!!!!

Un prólogo maestro para un libro clásico de la pesca a mosca

Luis Quesada tuvo el honor de prologar un libro facsímile publicado en 1934, de Louis Carrerè: La trucha con moscas artificiales. El libro se convirtió entonces en la guía de enseñanza de esta técnica de pesca que entonces casi nadie conocía y menos practicaba.

En este prólogo: “Tinta indeleble: ¿crin de caballo o fluoro de carbono?” , Luis Quesada hizo un ejercicio de escritura asíntota entre el material de antaño y las modernas fabricaciones con materiales casi aeroespaciales. Lo contaba el áurea de la sabiduría del viejo pescador, acostumbrado a ver cómo pasa el tiempo y las aguas bajo sus moscas. Desde luego un trabajo de observación y reflexión en el que la conclusión final es que lo único cambiante es el el material, pero el hombre, el ser pescador permanece.

Invito a leerlo. Meditarlo. Repasarlo. llevarlo a la soledad de la pesca o al bullicio de los foros y las mesas de pescadores en las que casi siempre se está de acuerdo en una cosa: tomar un buen vino o cerveza fresca.

¡Pincha sobre la imagen del libro y disfruta del prólogo!