Desmontando artificiales, para ir abriendo boca con Paco Redondo

Uno de los grandes montadores de este país que es España, es sin la menor duda Paco Redondo. Este autor que nos regalará sus conocimientos adquiridos en el montaje de artificiales a lo largo de sus años de historia y a la sombra de varias decenas de miles de moscas montadas. Próximamente publicará un libro titulado Desmontando Artificiales en la Pesca a Mosca. Pero en esta ocasión nos trae un artículo a modo de pequeño botón de muestra de lo que será su libro: las diferentes formas y soluciones para montar nuestras artificiales: técnicas, materiales, aplicaciones,… ¡Toda una verdadera enciclopedia que mostrará a la montador aficionado opciones variadas según sus posibilidades!

Elección y montaje de los cercos en una imitación de mosca seca:  subimago o imago.

Seleccionar fibras para montar unos cercos es sencillo. Bastará con escoger y optar  por un componente o elemento oportuno y apropiado al montaje o imitación que queremos hacer y ponerlo sobre la tija del anzuelo. Estos componentes o elementos que vamos a utilizar pueden ser naturales… (En fibras sueltas asemejando los cercos de un insecto).

… o sintéticos. Como estas fibras de “Microfibetts”.

No siempre les ubicamos como deberíamos hacerlo… y pocas veces tenemos en cuenta que son parte muy importante en la presentación de nuestra artificial.

Veamos cómo pueden colocarse de forma correcta utilizando un pequeño truco que muchos conocemos y casi nunca utilizamos.

…una vez seleccionados los componentes, (en este caso fibras naturales de pluma de gallo) y colocados sobre la tija, efectuaremos con nuestro pulgar, y habiendo pasado el hilo o seda de montaje, por debajo de los cercos en nuestra última vuelta, una ligera presión para separarles. De esta forma tan sencilla lograremos varias cosas:

…Que los cercos, queden abiertos y separados, dándole a nuestra artificial alguna de las condiciones imprescindibles para que resulte totalmente  eficaz.  Igualmente, una buena presentación, incluye que algunas partes de la mosca tengan determinadas proporciones y características. En este caso los cercos. Colocados  en esta perspectiva conseguiremos una mejor seguridad en la posada, y una mayor estabilidad en la navegación. Al tener mayor superficie de apoyo proporcionada por el número de puntos  de contacto que efectúan sus fibras abiertas.

Muchas han sido las ocasiones en que un mosquero me ha enseñado sus montajes con un mechón de fibras a modo de cercos, unidas en forma de pincel. Craso error, ya que por los motivos expuestos anteriormente, su imitación dejará en estos aspectos mucho que desear a la hora de pescar con ella.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *