Delirios de un pescador I: Diálogos con mi sombrero, de Guy Roques

Guy Roques es un conocido pescador en su país natal, Francia, España y Argentina gracias a sus innumerables escritos en revistas deportivas de pesca a mosca y los libros que se prodigan en editoriales especializadas, como A Mosca. Entre sus libros figuran dos que se recopilan bajo el nombre de la colección Delirios de un Pescador a Mosca.

En ambos volúmenes nos traslada su experiencia como pescador, pero sobre todo desempolva su parte más íntima y nos traslada sus miedos, sus dudas, sus comportamientos como persona, y también como persona pescadora, y muchas veces como ejercicio de autocrítica.

Sin embargo, de los dos subtítulos que presenta, quizá sea Diálogos con mi Sombrero, donde el autor se muestra al descubierto en muchas facetas relacionadas con la pesca, la naturaleza, las personas y el mundo que le rodea. Todo pescador reconocerá en sus diálogos un poco de sí mismo, pues en ellos está la base y las dudas razonables que nos hacen ser humanos. Diálogos con mi Sombrero está escrito con una pluma ágil y con la humilde ironía a la que nos tiene acostumbrado el autor, Guy Roques. El sombrero se convierte en su confesor y en su abogado del diablo, que le pone constantemente entre las cuerdas de lo íntimo y de lo superficial del ser y el parecer.

Un libro muy recomendable para estos días de sosiego y dique seco, donde adquirimos el espacio de encontrarnos a nosotros mismos, y los correspondientes propósitos de la enmienda que procura el exámen personal y que nos predispone a afrontar una nueva temporada con el timón fijo en la ruta de una pesca mejor, donde podamos reflejar sin ningún temor nuestro propio ser.

Y las truchas cómo ven, ¿a color o en blanco y negro?

Un tema tremendamente controvertido. Y digo que controvertido porque la mayoría habla según su opinión. Y yo también la “tenía” y lo digo en pasado simple pero desde hace ya meses lo de la vista en los peces lo tengo resuelto. Gracias a Gary Borger y a su estudio publicado en LA PRESENTACIÓN EN LA PESCA A MOSCA

En el libro LA PRESENTACIÓN EN LA PESCA A MOSCA de Gary Borger dedica un capítulo muy interesante a este aspecto; también se refiere en otro capítulo a cómo oyen las truchas, desde luego tan interesante como el de la vista y,  si me lo permites, todavía más valioso si cabe para los pescadores que aquello de cómo ven, pues ejerce una mayor importancia lo que SÍ nos oyen que lo que ven o no.

En este capítulo Gary explica que la trucha es más bien miope, o dicho de otra forma, que ve muy bien hasta 20-25 cm  de ella misma, y tirando a raro o mal, a partir de esta distancia. De manera que debajo del agua ven perfectamente cuando ninfean, pero no van a cazar ninfas pequeñas, sino que esperan que aprezcan en su cono de visión,y que para más señas tienen 2 conos de visión por tener los ojos dispuestos a cada lado de la cabeza, mientras que nosotros los tenemos ambos de frente y somos capaces de tener un enorme cono de visión que nos aporta muchas ventajas, como andar y comer de frente con toda seguridad. Esto explica el por qué las truchas comen de lado, dando un tirón para volver a su lugar de origen.

Otro aspecto muy interesante es la morfología del ojo. Me explico: ya sabéis que nuestros ojos son “abombados”, para entendernos, mientras que las de las truchas casi tienen los ojos planos, con lo que provoca una sola visión de calidad en todo su contorno, sin deformaciones espaciales. Esto es lo que hace que la trucha vea con esa  nitidez que nostros no. Es decir, son capaces de definir las formas de manera muy especial dentro del agua o justo en la película de la superficie, mientras que fuera de ella es borroso y sin definición, pero sí es capaz de detectar el movimiento. Sin emabrgo nosotros tenemos una enorme ventaja: el reojo; somos capaces de ver en nustro en torno  sin variar la dirección de la cabeza o la mirada.

Por esta razón la trucha desconfía de todo movimiento expontáneo, interno o externo, que sin tener definido, siempre se protejerá de lo desconocido. Esto puede hacernos pensar que precisamente esa asustadiza forma de reaccionar se da más en tramos sin muerte que en otros ríos de pesca tradicional o de muy baja presión pesquera, pues las truchas no ven bien fuera del agua, pero sí reconocen aspectos que pueden ser peligrosos para ella, y no digamos nada si yaha sido  “enganchada” alguna vez.

Además respecto al debate de si ven en color o blanco y negro, Gary A. Borger determina que sí, que las truchas ven en color, pero no con tanta precisión  como nosotros. Es decir, ellas pueden definir con claridad hasta unos cuantos miles de colores (tonos de colores para entendernos) y nosotros nos manejamos con millones de tonos o colores.

De esta manera, como indican muchos montadores de moscas, la trucha funciona por el orden de forma, tamaño y color. Aunque el tamaño ya es en sí parte de la forma, es bueno también determinarlo.

Ahora yo sí aporto otra opinión (lo de antes eran conocimientos): creo que las truchas no son capces de leer los números de Guterman…  Y creo que los colores aproximados y desvaídos que proporcionan en general los dubing son más atractivos, o egañan mejor a las truchas.

Si quieres conocer el índice de este magnífico libro puedes hacerlo AQUÍ

Oportunidades de negocio a partir de la gestión sostenible forestal, cinegética y piscícola.

El Blog de A Mosca, siempre que pueda presentará cualquier iniciativa que ayude a mantener, cuidar y potenciar el medio ambiente en general, y las truchas y los ríos en particular, lo haremos. Unas veces hemos denunciado, otras alabado y ahora también lo promocionamos. Si la pesca y su sostenibilidad te interesa, no debes perderte esta oporftunidad que nos brindan desde la Fundación General de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha a la jornada gratuita “Oportunidades de negocio a partir de la gestión sostenible forestal, cinegética y piscícola”.  La jornada tendrá lugar el día 24-Noviembre-2010 de 16:30 a 20:30 en el Salón de Actos de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Guadalajara, España.

Objetivos:
El objetivo de esta jornada es dar a conocer las actividades de gestión de espacios naturales y de recursos forestales como oportunidades de negocio en el medio rural
Castellano-Manchego, tales como:
– Conservación, reintroducción o recuperación de especies animales y vegetales.
– Restauración, rehabilitación y acondicionamiento de hábitats naturales.
– Control de la fauna y flora (censos, inventarios, introducción de especies depredadoras, vigilancia y control de especies exóticas, etc.), repoblaciones forestales, tratamiento de masas boscosas, labores de extinción de incendios, reparación y mantenimiento de pistas forestales.

Todas estas actividades, además de suponer un nuevo yacimiento de empleo para el medio rural, contribuyen a conservar la biodiversidad del medio natural de la región y a idear un modelo de desarrollo sostenible para las zonas rurales castellanomanchegas.

Inscripciones e Información Complementaria:
Para participar deberán rellenar el formulario M9 que se podrán descargar de la página web www.empleomedioambienteclm.es en la sección de otras acciones.
También pueden dirigirse a la Fundación General de Medio Ambiente en el teléfono 969 241 186

Programa de la Jornada:
16:30.- Acreditaciones y entrega de documentación.

16:30.- Presentación de la Jornada. Sergio Cabellos de Francisco, Delegado Provincial de Agricultura y Medio Ambiente de Guadalajara.
Sergio David González Egido, Director de la Fundación General de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha.

16:30.- Ponencia 1: “Gestión de pesca deportiva sostenible como actividad dinamizadora del Mundo Rural”
D. Fernando Torrent Bravo. Dr. Ingeniero de Montes. Profesor asociado de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes.

18:15.- Pausa.

18:30.- Ponencia 2: Mesa Redonda: “La actividad socioeconómica ligada a la actividad cinegética”. Presidente de la Mesa: Sergio Cabellos de Francisco.
Coordinador de la Mesa: Sergio David González Egido. Participantes: Juan Antonio Corral Ochaíta, Presidente de Ática Guadalajara. Alonso Sánchez Gascón, Abogado experto jurídico y asesor de la RFEC y APROCA. Juan de Dios García, Presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha

Jesús Prieto “Chuchi”, el ojo que todo lo ve

Jesus Prieto, es un fotógrafo que destaca por la cantidad de premios fotográficos obtenidos en toda España y además también ha realizado diferentes publicaciones para el ayuntamiento de Valencia y otras comunidades autónomas. Pero a nosotros nos interesa por su labor de colaboración, absolutamente de y por “amor al arte”, en toda su máxima extensión, literal y supuesta.

La primera colaboración de Chuchi fue en el libro de Destinos de un trotarríos, de Roberto Coll. Pero sin embargo, mientras el libro veía la luz, su aportación fue definitiva para la elaboración del almanaque dedicado al año 2009 que se tituló “Momentos de pesa a mosca”, que se convirtió en un gran éxito debido a la gran calidad de las imágenes que este fotógrafo cedió para su publicación. Pero también fotos suyas han sido portada de nuestros catálogos y portada de nuestro último boletín VIVE SEKOTIA.

La segunda colaboración especial ha sido para Montaje de Cañas para la Pesca Mosca, cuyo autor también es Roberto Coll, pues no es en balde que ambos profesen una férrea amistad.

En cualquier caso, como en este blog nos parece importante la obra, pero por encima de ésta consideramos que es la persona quien de verdad es importante, me he atrevido a traer unas palabras del prólogo de Roberto Coll de su libro de Destinos de un trotarríos, donde le decica un reconocimiento muy personal:

“Chuchi” me sorprendió con la primera fotografía suya que vi captada en un concierto. Si era capaz de obtener esas imágenes de un clarinete, ¿no sería capaz de hacerlo de una caña de pescar? Con su chaleco repleto de tarjetas de memoria y objetivos, unas botas de agua, una gorra puesta del revés y su inseparable cámara me ha sacado a pescar, y digo que me ha sacado por que tras la primera salida en las demás ha sido él el que me ha insistido siempre en volver. Tiene el don de pescar imágenes con más facilidad que un pescador truchas. Pese a lo que pueda parecer ninguna de sus fotos está forzada, nunca dirige, se limita a ver y apretar el disparador con una rapidez asombrosa.

No me atrevo a añadir ni una sola palabra más. Sólo añadir que la colección A Mosca está profundamente agradecida gracias a su arte y generosidad.

Quien esté interesado en conocer su obra, puede seguirle en su blog

A Mosca y Argentina: tanto monta, monta tanto…

Desde este mes de noviembre, los libros de la colección A Mosca podrán ser adquiridos directamente en Argentina y a Chile por demanda directa, de la mano de Canal Buenos Aires, distribuidor oficial de la editorial Sekotia en este país.

Después de un trabajo de exploración en Argentina, la distribuidora Canal Buenos Aires comenzará a distribuir en varios puntos de venta y por demanda directa a quienes lo soliciten. A continuación damos los puntos de venta y su ubicación. esperamos que en Argentina puedan disfrutar de nuestros títulos como lo están haciendo en España desde hace ya años. Bienvenidos a todos a la colección A Mosca.

DISTRIBUIDOR PARA ARGENTINA
CANAL BUENOS AIRES
Riobamba 921 PB “C” | Tlf. – Fax: 00 54 11 5218 0210 | Buenos Aires | ARGENTINA
Atención a librerías: comercial@canalbuenosaires.com
Atención a librerías y clientes particulares: libreria@canalbuenosaires.com

PUNTOS OFICIALES DE VENTA

Buscamos nuesvos sitios en Argentina y Chile. Si conoce algún punto de venta (librería o tienda de pesca) que pudiera estar interesadopara convertirse en espacio oficial de A Mosca, por favor póngase en contacto con Canal Buenos Aires

Librerías:

PATALIBRO AV. SAN MARTIN 884 SAN MARTIN DE LOS ANDES 02972-421-532
EDICIONES MORON BELGRANO 220 TRELEW (CBT) 02965-421258
KYBALION DORREGO 443 EL BOLSON 02944-455623
Librerías Yenny Ruta provincial 7 Rotonda 5 de octubre – Local 1128 TRELEW 02965-443421

Hemisferio norte en puerto seco, hemisferio sur gozándola ya.

Macho moribundo tras el desoveEn efecto, así es, cuando unos echan las cañas a dormir otros las desempolban y pocos, muy pocos, podrán dar el salto al charco de un lado a otro, y vicerversa, para estar siempre pescando. En cualquier caso la Patagonia, en Argentina y Chile, son quizá los destinos más deseados en sueños de muchos mosqueros de España y no les falta razón… ¡por algo será!

Cuando Europa, en concreto España, cierra sus ríos para que sus habitantes se entreguen a su instinto reproductor y darles el tiempo necesario para que la naturaleza retorne a su ser, los mosqueros se entregan a la lectura, a la ampliación de su formación, a reponer sus moscas en las agostadas cajas de la temporada pasada y también a invertir ansias por la espera de la próxima temporada, allá más o menos por abril.

La veda es el momento de que los pescadores cultuiven su afición, porque pescar no debe ser solo pescar. ¿Por qué digo esto? porque la pesca a mosca no solo es pescar y pescar. Tal vez muchos piensen que sí, que pescar es eso, pescar, pero no me queda otra que disentir de ellos, sobre todo si de lo que hablamos es de pesca a mosca; sobre todo si nos hemos definido “conservacionistas“; sobre todo si amamos hasta besar a nuestras capturas antes de soltarlas; sobre todo si se nos llena la boca de eslóganes en defensa de la naturaleza… Y es que el aforismo que reza que no se puede amar lo que no se conoce, es verdad, y verdad de la buena.

Pescar puede ser en sí mismo una actividad que “cualquiera” puede desempeñar, y además clavar y clavar truchas como el que más. Pero asumir la cultura de la pesca no es un mero activismo sin más, sino la elaboración interna del conocimiento que nos explica por ejemplo el qué o el cómo de todo lo que queramos sber. El conocimiento que da la charla elevada de un viejo pescador, o los renglones escritos en un libro por otro pescador que quizá no conoceremos jamás,  o las preguntas y respuestas en los foros de la “red”, pueden descubrinos un mundo infinito de posibilidades que nos acerca, que nos eleva, al perfecionismo porque tenedremos las respuestas que antes ni tan siquiera nos haciamos.

Los libros ayudan a triunfar, pero sobre todo nos enseñan a amar lo que deseamos amar. Porque desear y querer no es lo mismo.Lo primero es un impulso animal, lo segundo responde a un acto de voluntad inteligente.

Por último un consejor de amigo: en la veda pesca, pero pesca un libro por lo que más quieras, no vayas a salir “bolo” un invierno más.

Algunas ideas, por si no se te había ocurrido nada—->>VER CATÁLOGO

(Foto de José Antonio Suárez García)

¿Qué es ser conservacionista…?

La conservación de la Naturaleza se define por conceptos negativos, que le restan posiblidades de acción efectiva y simpatía en ciertos círculos. Este es un reflejo característico de los políticos, cuya sensibilización por la naturaleza se mide en votos arrancados, la mayoría de las veces con engaño, porque luego, en plena legislatura, se olvidan de las promesas.

Pero la reflexión de esta entrada pretende distinguir de los que quieren conservar la naturaleza, procurando un equilibrio entre el mal producido por el sistema existente hoy en día y la respetuosidad necesariamente obligatoria por parte de los agentes sociales que legislan de alguna forma el uso o explotación d elanaturaleza.

Los conservacionistas-ecologistas han encontrado un hueco deseado de poder por la capacidad d epresión que ejercen en la sociedad por lo políticamente correcto, a lo que muchos ciudadanos y todos lo políticos se encogen ante la amenaza de denuncia por estos grupos. Son también los que se niegan por sistema a cualquier  avance o medio existente que sostenga el nivel de vida conseguido en la sociedad, entre las que suelen incluirse algunas esenciales para el desarrollo y avance de todos. Y lo hacen a bombo y platillo, muchas veces precisamente gracias a los medios que todos tenemos a nuestro alcance y que no existirían si se les hiciese caso a pies juntillas a sus demandas “conservacionistas”, porque es muy bonito llevar una pegatina que diga “¿Energía nuclear? No, Gracias” pero en casa tienen microondas, nevera, vitrocerámica, teléfono, calefacción y por supuesto internet, por donde deslizan sus quejas contra todo lo que se mueva. Este perfil de activista está pasado de moda, anclado en los años 70 cuando el ecologismo se puso de moda entre los universitarios para ser más “in”… inconformista, que es entonces lo que se llevaba: “Si una fábrica echa humo: ¡que cierre la fábrica!”. Pero ya ha llovido mucho y las cosas, gracias a Dios, han cambiado.

El conservacionismo, no como movimiento, sino como concepto o sensibilidad humana, ha recorrido diversas etapas hasta ser hoy una actividad solidaria con el desarrollo tecnológico y tendiente al mejoramiento integral del hombre. Aunque seamos sinceros, esta última concepción todavía no ha tenido suficiente difusión.

En mi opinión estamos en una etapa de transición, del primario que de los ’70 a la que nos referíamos del mejoramiento integral del hombre entre naturaleza y tecnología. Este momento se caracteriza por la incorporación de conocimientos científicos sobre problemas ambientales, que por motivos de un pasado no muy lejano han sufrido una evolución drástica, sobre todo en dos aspectos: la explotación energética de los medios naturales  (procedencias fósiles, abuso de los ríos para saltos de agua, …) y la utilización abierta de la naturaleza (explotaciones deminas, deforestación desmedida, abandono de los las aguas continentales y marinas, etc).  pero a pesar de que hoy en día hay mucha más información, tenida y supuesta, la acción de los conservacionistas-ecologistas no se ha modificado demasiado todavía.

Tenemos que dar el salto definitivo, huir de antagonismos entre conservacionistas, administración y desarrollo. Debenmos lograr un cambio de mentalidad para que la responsabilidad de cuidar y proteger los medios y recusrsos naturales se conviertan en una actividad práctica, en contacto con la realidad. El objetivo principal no ha dejado de ser el mismo desde antaño: conservar la naturaleza. Sin embargo los métodos  cambian porque ahora se ve más que nunca la necesidad de una tecnología avanzada como inversión para un futuro dignamente necesario.

A través de la investigación científica y de la educación alcanzaremos un objetivo fundamental: lograr una ética del desarrollo.