Un prólogo maestro para un libro clásico de la pesca a mosca

Luis Quesada tuvo el honor de prologar un libro facsímile publicado en 1934, de Louis Carrerè: La trucha con moscas artificiales. El libro se convirtió entonces en la guía de enseñanza de esta técnica de pesca que entonces casi nadie conocía y menos practicaba.

En este prólogo: “Tinta indeleble: ¿crin de caballo o fluoro de carbono?” , Luis Quesada hizo un ejercicio de escritura asíntota entre el material de antaño y las modernas fabricaciones con materiales casi aeroespaciales. Lo contaba el áurea de la sabiduría del viejo pescador, acostumbrado a ver cómo pasa el tiempo y las aguas bajo sus moscas. Desde luego un trabajo de observación y reflexión en el que la conclusión final es que lo único cambiante es el el material, pero el hombre, el ser pescador permanece.

Invito a leerlo. Meditarlo. Repasarlo. llevarlo a la soledad de la pesca o al bullicio de los foros y las mesas de pescadores en las que casi siempre se está de acuerdo en una cosa: tomar un buen vino o cerveza fresca.

¡Pincha sobre la imagen del libro y disfruta del prólogo!