El salmón, cada vez peor…

El salmón, en Galicia como en el resto de la cornisa Cantábrica, cada vez peor… Esta es la denuncia de AEMS-RÍOS CON VIDA ante la falta de medidas para la recuperación del salmón atlántico en los ríos coruñeses.

Texto: Mark Adkinson, AEMS-Ríos con vida Galicia.

Ante la frágil situación del salmón y la escasez de reproductores en todos los ríos coruñeses, esta Asociación formada por pescadores conservacionistas y defensores de los ríos, denuncia la inactividad de la Xunta para conservar una especie emblemática de Galicia y fuente de recursos en el mundo rural.
La evolución del salmón atlántico en España en los últimos 40 años es alarmante. Apenas un 9 por ciento de nuestros ríos salmoneros son el hábitat de poblaciones en buen estado, habiéndose extinguido en cerca del 70 por ciento de los ríos españoles y siendo su estado vulnerable o crítico en otro 20 por ciento de los ríos con poblaciones históricas. Hemos pasado de pescar 12.000 salmones a principios del pasado siglo a menos de 100 en la actualidad.
Como se puso de manifiesto en nuestras XXXI Jornadas, celebradas en Rábade (Lugo) del 2 al 4 de julio, en contraste con los esfuerzos en las provincias de Lugo y Pontevedra, los ríos salmoneros coruñeses apenas reciben la atención adecuada para su recuperación. Según el reciente “Atlas de los Ríos Salmoneros de la Península Ibérica”, su situación en los ríos de esta provincia es más que lamentable y pide a gritos un decidido esfuerzo de recuperación. Actualmente, el salmón puede considerarse extinguido en ríos como el Eume, el Xubia o el Mero; prácticamente desaparecido en el Grande do Porto y Sor; y bajo mínimos en el Mera, el Mandeo y el Tambre. De las poblaciones salmoneras coruñesas, sólo el Ulla, limítrofe con Pontevedra en su curso medio y bajo, ha logrado mantenerse aún en difícil situación, en buena medida seguramente gracias al programa de recuperación aplicado desde principios de los años 90. AEMS-RÍOS CON VIDA propone la adopción de una serie de medidas con vistas a la progresiva recuperación de las poblaciones de salmón atlántico.
Las medidas se dirigen a la restauración y mejora del hábitat, como la caducidad y revisión concesional y la adecuación de las presas hidroeléctricas de los ríos Anllóns, Eume y Grande, eliminando los obstáculos obsoletos como los del Castro, así como la eliminación de los vertidos residuales urbanos e industriales, la contaminación procedente de las granjas y la colmatación por sedimentos procedentes de la actividad forestal y de obras públicas.
El aseguramiento de las poblaciones en los ríos Sor, Eume, Mera, Mandeo, Xubia, Castro, Anllóns, Tambre y Grande, a través de la reintroducción controlada por parte de los científicos de la propia Xunta. Las repoblaciones han de realizarse bajo estricta supervisión científica con el fin de lograr una primera recuperación de la especie en poblaciones muy degradadas. Los trabajos en este sentido en los ríos coruñeses son paupérrimos, a la vez que el centro ictiogénico de Sobrado dos Monxes no está adaptado a las necesidades salmoneras de los ríos coruñeses, pues cría aún en la actualidad trucha centroeuropea que compite con la autóctona gallega y compromete su conservación.
Analizando los datos de la provincia de La Coruña, podemos ver datos muy llamativos, pues sólo se han intentado reforzar las poblaciones con juveniles de salmón en tres cuencas:

>>  El Mandeo en dos ocasiones, en los años 2000 y 2004, con un total de 9.100 alevines.

>> El Sor, con 2.998 alevines en el año 2004.

>> El Tambre, con 5.573 alevines en el año 2004.

Contando los ocho grandes ríos salmoneros de La Coruña: Sor, Mera, Xubia, Eume, Mandeo, Tambre, Anllóns y Grande, resulta una media de 147 peces por río y año. Esta cifra es ridícula si tomamos como referencia que la estimación de retorno es de uno por cada mil en esta especie. Siendo La Coruña la provincia que tiene más ríos salmoneros de Galicia, se ha trabajado en 15 años la mitad de lo que se realiza en refuerzo de poblaciones en cualquier cuenca de Lugo o Pontevedra en un año.
Ríos como el Mera, el Xubia, el Eume, el Anllóns y el Grande, no han recibido ni un solo alevín desde el año 1995, conservando alguno de estos cauces poblaciones de salmón residuales y por tanto al borde de la total extinción. Vemos que la cifra es insignificante si tomamos como referencia que la estimación de retorno es de uno por cada mil en esta especie.
La modernización de la gestión pesquera, mediante la generalización de la pesca sin muerte y la adecuación de la actividad pesquera a la situación real de esta especie, llegando incluso a su veda. Reducción del furtivismo tanto en el estuario como en el curso fluvial.
Creación de un equipo científico y técnico especializado que trabaje por la recuperación del salmón en La Coruña
Entendemos que estas medidas pueden ayudar a recuperar las maltrechas poblaciones del salmón atlántico en esta provincia y fomentar el desarrollo rural de los municipios ribereños.

One thought on “El salmón, cada vez peor…”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *