Entre los aficionados en la pesca a mosca, gusta más la seca, pero…

Un estudio reciente ha demostrado que los aficionados a la pesca a mosca se decantan más por la mosca seca que por otras técnicas (ninfa, ahogada y estrímer) pero la mayoría reconoce que la ninfa es más eficaz.

Ilustración de Jason Borger, perteneciente a Presentación en la Pesca a Mosca

Prácticamente todos los pescadores a mosca comenzaron su andadura en la mosca seca, en muchas ocasiones encandilados por ver a otro (generalmente desconocido) manejar con gracia y soltura la cola de rata, pues su belleza y arte provocan sentimientos de envidiable admiración.

Pero las circunstancias han cambiado. Nuestros ríos ya no son lo que eran. Ya no tienen la riqueza piscatoria ni la calidad de sus aguas las protegen. Y por otro lado la hibridación de especies hace que las truchas “funcionen” de otra forma y a causa de las aguas maleadas ya no hay tantas eclosiones y comen más en los fondos. Entonces no queda más remedio que buscarlas allí abajo, entre las rocas y bajo las algas.

Las truchas comen el 85% por debajo de la superficie. Y pescar a ninfa se ha convertido en una técnica deseada y ambicionada por muchos “sequeros” que desean más frutos en sus jornadas. Esto ha provocado una fisura (de opiniones, no de enemistad) entre mosqueros. Fisura antigua pues cuando se introdujeron las técnicas de ninfa, los pescadores más ortodoxos consideraron estas formas de pescar como artimañas tramposas y poco deportivas. Guste o no guste (se sepa o no se sepa pescar a ninfa) las técnicas de ninfa crecen como la espuma entre los aficionados.

Lo cierto es que pescar a ninfa es más técnico que pescar a seca. Lo digo en sentido general, pues ya sabemos que pescar bien como sea, siempre es difícil y nunca se termina de aprender. La pesca bajo el agua obliga a conocer muchas cosas que no se ven, como qué hace y cómo son las corrientes subacuáticas; a qué profundidad hemos de pescar; qué micro fauna se mueve en ese momento entre la piedras y la vegetación; ¿está o no dragando la ninfa?… Y así un sin fin de preguntas que te bombardean en la soledad del río, frente a tu caja de artificiales y la infinitud del río que te envuelve.

Con la mosca seca las cosas son diferentes: vemos cómo baja la mosca, si draga o no, el recorrido exacto que hace y cuando es tomada. No pretendo simplificar una técnica bellísima como es la mosca seca, pero lo que es del Cesar, dádselo al César.

¿Pero por qué tenemos que plantearnos la discusión entre una cosa y la otra? ¿Entre blanco o negro? ¿Entre seca o ninfa, cuando lo que tenemos que ser pescadores lo más completos posibles para que nuestra jornada de pesca sea completa y adaptable a las circunstancias? Eso defiendo yo, complementariedad, versatilidad, eficacia en la pesca.

2 thoughts on “Entre los aficionados en la pesca a mosca, gusta más la seca, pero…”

  1. Bueno, así son las cosas, con matices y opiniones variadas y repestando la libertad en las cosas opinables… ¡Lo dicho: “Esto ha provocado una fisura (de opiniones, no de enemistad) entre mosqueros”!

    Saludos Paco.

  2. Hola Humberto.
    Permiteme que como “pescador de pesca a mosca seca” difiera casi totalmente en lo expuesto en tu articulo.

    — Prácticamente todos los pescadores a mosca comenzaron su andadura en la mosca seca, en muchas ocasiones encandilados por ver a otro (generalmente desconocido) manejar con gracia y soltura la cola de rata, pues su belleza y arte provocan sentimientos de envidiable admiración.—
    Pues esto seria asumible en otras epocas, en la actualidad la mayoria de los pescadores con sedal pesado se inician en intensivos lanzando “bujiazos” a las iris provocado por la publicidad de esta pesca.

    — Pero las circunstancias han cambiado. Nuestros ríos ya no son lo que eran. Ya no tienen la riqueza piscatoria ni la calidad de sus aguas las protegen. Y por otro lado la hibridación de especies hace que las truchas “funcionen” de otra forma y a causa de las aguas maleadas ya no hay tantas eclosiones y comen más en los fondos. Entonces no queda más remedio que buscarlas allí abajo, entre las rocas y bajo las algas—
    Pues yo no creo esto, es cierto que los rios no son los que heran, pero querido Humberto es de logica aplastante que si no hay eclosiones es porque no hay poblacion de ninfas, porque ambas estan interrelacionadas indisolublemente y, al igual que escasean imagos y subimagos escasean ninfas (logica aplastante). Por lo que las truchas siguen comiendo ninfas y alados en la misma proporcion que siempre, nada mas que puede que en menor numero, que tampoco creo, les costara mas conseguir su “cuota alimenticia” pero al final lo conseguiran, porque lo contrario seria morirse de hambre.

    —–Las truchas comen el 85% por debajo de la superficie. Y pescar a ninfa se ha convertido en una técnica deseada y ambicionada por muchos “sequeros” que desean más frutos en sus jornadas. Esto ha provocado una fisura (de opiniones, no de enemistad) entre mosqueros. Fisura antigua pues cuando se introdujeron las técnicas de ninfa, los pescadores más ortodoxos consideraron estas formas de pescar como artimañas tramposas y poco deportivas. Guste o no guste (se sepa o no se sepa pescar a ninfa) las técnicas de ninfa crecen como la espuma entre los aficionados.—-
    Es cierto que la trucha come mas bajo las aguas, pero esto ha sido desde siempre. Yo dudo mucho que un “sequero” se cambie a la ninfa (otra cosa es que esporadicamente pesque con ninfa, pero al igual que un “ninfero” pondra esporadicamente una seca) por la sencilla razon de que el que pesca a mosca seca busca algo mas que hacer cruces de capturas en la empuñadura de su caña. El problema es que hoy en dia andamos muy faltitos de “etica de pesca a mosca” y muy sobrados de competitivismo y de “yo mas” que no es sino el resultado malverso que provocan las competiciones en la pesca a mosca y la publicidad de las mismas.

    —–Lo cierto es que pescar a ninfa es más técnico que pescar a seca. Lo digo en sentido general, pues ya sabemos que pescar bien como sea, siempre es difícil y nunca se termina de aprender. La pesca bajo el agua obliga a conocer muchas cosas que no se ven, como qué hace y cómo son las corrientes subacuáticas; a qué profundidad hemos de pescar; qué micro fauna se mueve en ese momento entre la piedras y la vegetación; ¿está o no dragando la ninfa?… Y así un sin fin de preguntas que te bombardean en la soledad del río, frente a tu caja de artificiales y la infinitud del río que te envuelve.—–
    Yo disiento totalmente de este parrafo. Pescar a mosca seca es muchisimo mas dificil que pescar a ninfa. Humberto, las ninfas dragan EN TODO MOMENTO, las corrientes subacuaticas son mas logicas y “comprensibles” que las corrientes superficiales y en cuanto a la profundidad a pescar, Humerto el 90 % de los ninferos no son tales, sino “bujieros” que pescan arrastando la pesada imitacion por los fondos y, como mucho utilizan un tandem con otra ninfa. Aparte de esto, cualquier pescador que provenga de la pesca a cebo (casi diria que la mayoria) ya viene aprendido de como colocar los cebos bajo las aguas. Por otra parte Humberto, tan solo recordarte que solo existe un estadio subacuatico Ninfa (con variaciones en emergencias) y en efemeras al menos existen tres estadios en Secas (con muchisimas mas variaciones evolutivas en cada estadio) como puedes comprobar la cosa en la superficie del agua se complica por mucho sobre por debajo.

    —–Con la mosca seca las cosas son diferentes: vemos cómo baja la mosca, si draga o no, el recorrido exacto que hace y cuando es tomada. No pretendo simplificar una técnica bellísima como es la mosca seca, pero lo que es del Cesar, dádselo al César.—–
    Ojala esto fuera cierto y asi de sencillo, pero me da a mi que no, pescando a seca muchisimas veces NO vemos como baja la mosca, ya sea por corrientes, por distancia o por tamaño de la mosca empleada. El recorrido exacto de una mosca es un albur tal que seria de magos saber por donde va a pasar exactamente. Y sobre las tomadas de las secas y de las ninfas, tan solo decir que la proporcion de clavadas a ninfas es infinitamente superior a las secas, entre otras cosas porque muchisimas veces las truchas se clavan solas a ninfa y esto no ocurre casi nunca a seca.

    —–¿Pero por qué tenemos que plantearnos la discusión entre una cosa y la otra? ¿Entre blanco o negro? ¿Entre seca o ninfa, cuando lo que tenemos que ser pescadores lo más completos posibles para que nuestra jornada de pesca sea completa y adaptable a las circunstancias? Eso defiendo yo, complementariedad, versatilidad, eficacia en la pesca.—–
    Pues querido Humberto, porque existen muchas otras variantes que no tienes en cuenta y que un “sequero” busca. Hay algo mas que ser complementario, versatil y eficaz. Existe el placer, la pureza y la superacion. Hoy en dia tus tres opciones son vanales, pues que yo cre nadie acude al rio a pescar para conseguir comida y, entonces supongo que se buscaran otras sensaciones (puede que algunas de las que yo comento). Por desgracia la competicion y su mala entendida evolucion y pesca a ninfa nos ha traido la idea de que el mejor pescador es el que mas pesca y el que lo hace en el menor tiempo posible. Y la pesca a mosca y, por añadidura, a mosca seca, es mas, mucho mas que eso que para mi es vanal e insustancial. Lo que pasa es que los “valores clasicos” no venden, un video de una pescador a mosca seca JAMAS expresara ni el 25 % de las sensaciones que tiene dicho pescador y, un video de un competidor a ninfa sacando 50 truchas en 30 minutos expresara clara y fielmente el ansia de capturas.

    No, Humberto, no. La pesca con sedal pesado no se creo para esto, para estas cosas existen muchas tecnicas mas adecuadas. La pesca con sedal pesado es pesca de caballeros, de sensaciones y de placeres mucho mas elevados que el hacer cruces de capturas en el mango de nuestras cañas…..

    Perdon por haberme puesto tan radical, pero asi es mi opinion.

    Un saludo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *