El Lance práctico en la Pesca a Mosca

El autor ha pretendido que sea un libro que despierte la curiosidad por el lance y haga llegar al alumno un poco más lejos con el mínimo esfuerzo y un bucle más estrecho.

Portada original del libro

Lo cierto es que este tradao de lance es una nueva versión de cómo aprender viendo lo que hace un maestro. Manuel Iglesias ha sabido trasladar al papel y en imágenes toda su experiencia que durante años ha ido trasladando a cientos de alumnos de toda España.

El Lance Práctico en la Pesca a Mosca es sin lugar a dudas un atajo directo para llegar a aprender y una ayuda real para mejorar o aprender otros lances más complicados que el simle lance vertical o un cruzado.

Pero lo más importante no es sólo aprender. Sino como dice la sinopsisde  introducción del libro, es pescar:

Este no es un libro sobre lance, es un libro de pesca en que el lance es el gran protagonista. Lanzar para pescar no es lanzar en competición o hacerlo con bajos gruesos y moscas simuladas con lana roja sobre el césped, entre ellos hay mucha similitud, pero también algunas diferencias por las que muchos pescadores no quieren pasar.

En efecto, hay quien pesca para competir y necesita un manejo diferente de la cola de rata que el que solo disfruta del río, las truchas y la charla amigable con el compañero de pesca. Todo cabe en este libro-escuela. El límite, la medida, la pone cada alumno.

Pero si hubiere algún maestro lanzador que desara llegar al libro con la idea de encontar en el un estudio sesudo sobre el lance, encontará en él una gran decepeción, pues este libro es un “tratado práctico”, muy práctico, donde no se enseña física, si no cómo lograr un bucle más estrecho, una cola de rata estirada, un lance preciso,… y la satisfacción personal de hacer las cosas bien.

Y por último, una aclaración sobre la metodología didáctica utilizada: libro y DVD se convinan en todo momento, porque el libro pone la voz en off que no tiene la película, y viceversa, la película aporta la imagen en movimiento que un libro nunca podría dar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *