El Lance práctico en la Pesca a Mosca

El autor ha pretendido que sea un libro que despierte la curiosidad por el lance y haga llegar al alumno un poco más lejos con el mínimo esfuerzo y un bucle más estrecho.

Portada original del libro

Lo cierto es que este tradao de lance es una nueva versión de cómo aprender viendo lo que hace un maestro. Manuel Iglesias ha sabido trasladar al papel y en imágenes toda su experiencia que durante años ha ido trasladando a cientos de alumnos de toda España.

El Lance Práctico en la Pesca a Mosca es sin lugar a dudas un atajo directo para llegar a aprender y una ayuda real para mejorar o aprender otros lances más complicados que el simle lance vertical o un cruzado.

Pero lo más importante no es sólo aprender. Sino como dice la sinopsisde  introducción del libro, es pescar:

Este no es un libro sobre lance, es un libro de pesca en que el lance es el gran protagonista. Lanzar para pescar no es lanzar en competición o hacerlo con bajos gruesos y moscas simuladas con lana roja sobre el césped, entre ellos hay mucha similitud, pero también algunas diferencias por las que muchos pescadores no quieren pasar.

En efecto, hay quien pesca para competir y necesita un manejo diferente de la cola de rata que el que solo disfruta del río, las truchas y la charla amigable con el compañero de pesca. Todo cabe en este libro-escuela. El límite, la medida, la pone cada alumno.

Pero si hubiere algún maestro lanzador que desara llegar al libro con la idea de encontar en el un estudio sesudo sobre el lance, encontará en él una gran decepeción, pues este libro es un “tratado práctico”, muy práctico, donde no se enseña física, si no cómo lograr un bucle más estrecho, una cola de rata estirada, un lance preciso,… y la satisfacción personal de hacer las cosas bien.

Y por último, una aclaración sobre la metodología didáctica utilizada: libro y DVD se convinan en todo momento, porque el libro pone la voz en off que no tiene la película, y viceversa, la película aporta la imagen en movimiento que un libro nunca podría dar.

Francisco López, alias “Lasmoscasdepaco”

Paco López es un pescador entregado a la afición de la pesca, cuyo alias le ha hecho un hueco en este mundo en el que a pesar de las críticas y alabanzas por su labor de montador, todos le reconocen y consultan sobre trucos, montajes y algo de entomología.

Bajo el sombrero de pana, compañero inseparable de sus jornadas de pesca caiga lo que caiga, 35°, chuzos de punta o un sereno avanzado donde ya no queda sol. Pero ninguno de sus compañeros de río no le reconoceríamos sin el gorro verde si llegáramos a cruzarnos con el orilla por orilla.

Pues Paco fue un colaborador inequívoco con esta colección A Mosca, en el primer libro técnico de esta colección Destinos de Pesca a Mosca. Fue responsable de la última sección del libro “Montjes especiales para cotos intensivos y de repoblación sostenida”. La sección se presentó con fichas técnicas de montaje y fueron las siguientes: Royal Coatchman, Pardón, Tricolor, Oliva, Tormentor, Tricoptero en pelo de ciervo, Mosca ahogadaHormiga de ala, Díptero negro, Emergente oliva, Ninfa de liebre  y cabeza dorada, Ninfa de quironómido, Ninfa cabeza dorada con cuerpo de faisán, Ninfa emergente de tricóptero, Wolly Bugger. En total quince montajes que dan una idea de las posibilidades de pesca en escenarios como los presentados en el libro.

Paco es un gran impulsor de “quedadas” en la zona centro, siendo habitual el lugar de destino la Sierra Negra (Guadalajara), a orillas del Sorbe y a partir de julio el Alto Tajo.

También es conocido por su participación y organización de diferentes  “Mesas de Montaje”, así como diferentes movilizaciones como la recuperación del río Bornoba (Guadalajara) y en colaboración con APCR.

En cualquier caso, su blog reza lo siguiente en la cabecera:

De ríos y de truchas. Y de Pesca a Mosca. Y de amigos mosqueros. Aquí se plasmarán todas esas ideas, sensaciones y vivencias de un pescador a mosca y de su grupo de compañeros. Su finalidad es tratar de hacerte comprender cómo la pesca a mosca puede llegar a ser una forma de vida.

Y los que le conocemos sabemos que dice verdad, este mosquero “apasionado” y que reclama que vuelvan al río los “caballeros mosqueros”.