Mes de marzo, mes de poner al día el equipo

Que sí que toca ir poniendo al día el equipo: las moscas, las cañas, los bajos de líneas, las colas de rata, los permisos de los cotos… Todo meno a ilusión de ir al río aunque vuelvas bolo.. ¡eso es lo de menos!

Esta es la razón de que cuando salgas vayas con el equipo puesto al día y es precisamente MONTAJE DE CAÑAS PARA LA PESCA A MOSCA el libro que te ayudará a poner al día la herramienta más importante de tus jornadas en toda la temporada: las cañas. Roberto Coll hizo uno de los primeros libros dedicados a la construcción de cañas por uno mimo y es la razón de por qué esta publicación es imprescindible para un pescador, porque no solo sirve para construir tu caña, también sirve para ponerla al día y resolver pequeñas averías lógicas en la acción de pesca.

No pensamos en rompernos la cabeza y es tan completa la sinopsis de la publicación que te la voy a fusilar aquí mismo.

A veces queremos una caña con materiales diferentes o de mejor calidad, con acabados distintos a lo habitual, con una personalización exclusiva o con unas prestaciones adecuadas al uso que le vamos a dar. En este espacio es donde entran las cañas montadas artesanalmente.

Esa caña siempre será “nuestra caña”. Habrá sido montada especialmente por nosotros y bajo nuestros requerimientos. No habrá otra igual. Por lo tanto, para el pescador a mosca, se convierte en uno de sus objetivos principales: pescar como quiere, con sus moscas y… su
caña personal.

Montaje de Cañas en la Pesca a Mosca, es un libro práctico sobre el adecuado montaje y tratamiento de las cañas. El pescador no introducido en el tema encontrará pautas y consejos que le serán de gran ayuda a la hora de comenzar con el montaje de su primera caña, para seguir avanzando en este arte y de valor en alza. El pescador-montador experimentado, ampliará los conocimientos con trucos o técnicas de trabajo que posiblemente todavía no conozca.

Y todo esto sin olvidar una cuestión de la que se suele hablar poco en el mundo de la pesca: la reparación de las cañas de mosca; el portacarretes que no ajusta o está roto; la empuñadura que se ha estropeado con el paso del tiempo; o una anilla desgastada por el roce de la línea,… Todos estos defectos tendrán fácil solución.